Archivo de la categoría: Actualidad

Los libros del Papa

Imagen

Hoy ha sido el último día del pontificado de Benedicto XVI. Todos estos días, desde que anunció su despedida, han sido muy intensos y emocionantes. Hoy, con su humildad de siempre, se ha despedido del Vaticano y de Roma como Papa, y nos ha bendecido por última vez desde el balcón de Castelgandolfo.

Es un momento muy especial para los católicos y me está costando no dejarme llevar por el lado triste, que es no tener ya como Pontífice a este hombre extraordinario. Pero con su renuncia nos ha dado un nuevo ejemplo de fe, inteligencia y honestidad y, sobre todo, de amor a la Iglesia. Así que seré fuerte, pensaré de nuevo en lo mucho que nos ha dado Benedicto XVI y daré gracias por haber tenido la suerte de tener un Papa como él.

Os dejo mi entrada en el blog de LD Libros sobre los libros de Joseph Ratzinger, Benedicto XVI, que escribí como modesto homenaje a este gran hombre y gran Papa, cuya obra nos acompañará siempre.

Superioridad moral

Un imbécil solemne, un indignasuno indocumentado, un Nadie con licencia para la demagogia, que responde al nombre de Gorka Otxoa, ha dicho en su Twitter (la de basura que cabe en 140 caracteres):

“El PP es culpable directo de la muerte de los 2 ancianos q iban a ser deshauciados [sic]. Tiene las manos llenas de sangre. Q lo sepan sus votantes”.

Yo había tenido la suerte de no enterarme, por el bien de mi hígado, hasta que he leído este estupendo artículo de mi amigo Mario Noya que, como de costumbre, lo clava. Leedlo, os lo recomiendo.

Y ésa es la superioridad moral de la izquierda, que ya conocemos bien, pero que no deja de sorprendernos cada vez que alcanza nuevas y abismales cotas de miseria.

Por otro lado, a muchos kilómetros (reales y metafóricos) de Otxoa El Valiente, un hombre sabio, anciano y humilde nos mostraba una vez más lo que es la verdadera superioridad moral:

“Muchos parecen dispuestos a rasgarse las vestiduras frente a los escándalos e injusticias -naturalmente cometidos por otros- pero pocos parecen dispuestos a actuar sobre el propio corazón, sobre la propia conciencia y las propias intenciones, dejando que el Señor transforme, renueve y convierta.”

Pues eso, el que tenga oídos para oír, que oiga. Y el que no, a seguir tuiteando basura.

Gracias, Benedicto XVI

p_f7fd548aca

En un día en el que a católicos y no católicos nos sorprendía la renuncia de Su Santidad el Papa Benedicto XVI, me han dejado especialmente estupefacta (aunque ya debería estar acostumbrada) la mezquindad, miseria moral e intelectual y la simple tontería de quienes, sin pararse en barras, se dedican a opinar en los medios de un asunto sobre el que ni tienen conocimientos (las chorradas que he podido escuchar en una sola mañana en diferentes medios sobre Derecho canónico, historia de la Iglesia y  sobre el papado en general dan para varias wikipedias) ni interés alguno por adquirirlos.

Como sería largo citar todas las reacciones, vamos a poner unas pocas como muestra: tenemos a la intelectual que opina desde el respeto y el conocimiento, al fanático miembro de otra religión que  nos deja un comentario lleno de tolerancia y verdad, y, afortunadamente, y ya en serio, a quien muestra de verdad su respeto y es coherente con los hechos y con la trayectoria de un gran intelectual y un gran Papa.

Yo he pasado una mañana entre la incredulidad, la pena y, finalmente, la gratitud a Benedicto XVI por este último gesto de grandeza, generosidad, humildad y honestidad. He recordado los últimos años de Juan Pablo II. No se trata ahora de cuestionar si éste hizo bien o mal en seguir adelante pese a su enfermedad, ni de comparar su decisión con la de Benedicto XVI, para empezar porque no soy quien. Pero sí he pensado que el cardenal Ratzinger estuvo junto a él también en esos años, viendo el deterioro del Papa, sufriendo también por las críticas que se le hacían cuestionando a su persona, al papado e incluso a la Iglesia (algunos aprovechan cualquier ocasión). Y también supongo, no lo sé, que debió de ver cómo muchos  dentro y fuera de la Iglesia aprovechaban esos momentos de debilidad para hacer y deshacer a su antojo, para manejar los hilos y tomar decisiones que un Papa fuerte y en plenitud no habría quizá aprobado.

Es mi opinión personal, simplemente, que una de las razones del Papa para dimitir puede haber sido precisamente evitar que en su caso llegue a pasar algo similar. Cuando físicamente se encuentra muy débil, enfermo y cansado, pero mentalmente sigue conservando las facultades extraordinarias que posee, y sin duda tras honda meditación y oración, ha decidido que esta es la mejor decisión para la Iglesia.

Sólo cabe agradecerle, una vez más, su gesto, su ejemplo y su magisterio. Para mí ha sido y es un gran Papa, un hombre que con su ejemplo y sus escritos me ha iluminado y ayudado en momentos de gran dolor y confusión. Un hombre que ha cumplido lo que dijo al iniciar su breve pontificado:

Mi verdadero programa de gobierno es no hacer mi voluntad, no seguir mis propias ideas, sino ponerme, junto con toda la Iglesia, a la escucha de la palabra y de la voluntad del Señor y dejarme conducir por Él, de tal modo que sea él mismo quien conduzca a la Iglesia en esta hora de nuestra historia.

Estas palabras las ha recordado Juan Antonio Cabrera, sacerdote agustino, en el excelente artículo que ha escrito para Libertad Digital y que os recomiendo encarecidamente a todos. Se agradece leer algo tan sensato, mesurado y bien fundado. Especialmente sabiendo que las tonterías que hemos escuchado hoy no son nada comparado con lo que nos espera.

Fanáticas

Mi amigo Mario Noya ha escrito este impresionante y terrible artículo titulado “Madres de Hamás”. No puedo decir nada aparte de que me ha encogido el alma ver, una vez más, retratado tanto fanatismo, tanto odio, tanto desprecio por uno mismo y no digamos por los demás.

Me gustaría que leyeran esto los que hablan de tolerancia, apaciguamiento y alianzas de civilizaleches. Los que dicen que el islam es una religión de paz. Los que alegan “es su cultura y debemos respetarla”. Los que no se dan cuenta de que Occidente tiene que luchar con todas sus armas por su propia supervivencia, porque alguien que desprecia su propia vida como la mujer del artículo no va a pararse ante nada por eliminar a aquellos a quienes considera enemigos, a los que no ve dignos de existir: nosotros.

image

Regalos únicos

Ya está aquí la Navidad. Para los cristianos este tiempo es (o debería ser) una época de alegría y fe: un tiempo para orar, meditar, estar con la familia y los amigos, hacer balance de lo bueno y malo del año… Para casi todos es, además, época de fiestas, adornos, comidas, cenas, diversión y regalos, y eso también esta muy bien, aunque no sea lo fundamental. No aguanto a los aguafiestas que se ponen a bramar contra la Navidad diciendo que es todo consumismo, un invento de los grandes almacenes, una farsa que obliga a todos a estar alegres, bla bla bla. La Navidad es como tú quieres vivirla. Y a mí me sale querer celebrar el nacimiento de Cristo con alegría, con la gente que quiero. Y una forma de demostrarles lo mucho que les agradezco estar ahí es hacerles regalos, ¿por qué no? También los Magos llevaron regalos al Niño Dios. Probablemente, los pastores también llevaron presentes al Niño y a sus padres al verles allí, solos, en un establo. Seguramente, lo poco que tenían: comida, bebida, algo para abrigar al Recién Nacido… Así que ¡bien por los regalos! Son una muestra de amor, y el que no quiera verlo así… bueno, es su problema.

Reyes Magos-Rávena

Seguro que muchos pensáis lo mismo. Y andáis ahora rompiéndoos la cabeza pensando en qué regalar a vuestros seres queridos. Por eso os quiero proponer dos regalos muy diferentes. Son sólo dos sugerencias, pero para mí son muy especiales y, por supuesto, son  parte de mis regalos de este año.

OBRA COMPLETA DE HORACIO VÁZQUEZ-RIAL

Horacio Vázquez-Rial nos dejó este año, demasiado pronto para ver cómo se completaba el proyecto de digitalización de su obra completa que los fenómenos de Pensódromo 21 están sacando adelante. Lo bueno de este proyecto es que permitirá a generaciones presentes y futuras disfrutar de la obra de Horacio, mucha de la cual se encuentra descatalogada. Y lo mejor es que podemos formar parte de este proyecto de una doble manera: como lectores y, a la vez, como impulsores, financiando la digitalización. Hay diversas modalidades para hacerlo, todas funcionan estupendamente y son un regalo estupendo que, además, durará toda la vida.

Horacio Vázquez-Rial

Aquí podéis leer más sobre este proyecto único. Y un consejo: regaladlo a vuestros seres queridos, pero también a vosotros mismos.

PULSERA FUNDACIÓN ANA CAROLINA DÍEZ MAHOU

Otra persona muy querida se ha ido este año: un ángel de dos años llamado Javi, que pese a su poca edad tocó las vidas de muchos, y cuya fuerza y la de sus padres han sido ejemplares. Ahora, ellos siguen tratando de  apoyar a otras familias como la suya a través de la Fundación Ana Carolina Díez Mahou, de la que Javi fue (y es) motor, una entidad que busca ayudar a los niños con enfermedades neoromusculares genéticas y a sus familias.

Todo el año es bueno para colaborar con la Fundación, pero para esta Navidad nos proponen una forma muy especial de hacerlo: la pulsera solidaria de María de Villota. La piloto, tras su terrible accidente, nos da un ejemplo de fuerza, superación y generosidad colaborando con la Fundación, de la que es embajadora.

pulsera durán

Podéis adquirir la pulsera (hay varios modelos), comercializada por Durán, haciendo clic aquí, en la web de los propios joyeros, o si preferís hacerlo en persona, en diversas direcciones de Durán que podéis consultar en la web de la Fundación o en la de María de Villota.  Y, al igual que los libros de Horacio, es un maravilloso regalo para hacer a los demás o a uno mismo.

Lecturas navideñas

¡Feliz Navidad!

Supongo que todos tenemos nuestras tradiciones navideñas: ir a Misa del Gallo, servir determinado menú, cantar los villancicos favoritos, ver la misma película todos los años… Otros pasamos la tarde, tras la pantagruélica comida (Nota: ¿Por qué celebramos estas fiestas comiendo como si el mundo fuera a acabar? Es algo que se me escapa) durmiendo tranquilamente la siesta o, como es mi caso, leyendo.

El otro día escribí para el blog de LD Libros una entrada comentando algunas de las novedades editoriales que tienen como tema la Navidad. Pero aquí, entre nosotros, os confesaré que yo, todos los años, desde que tenía 7 u 8, leo siempre en la tarde de Navidad un relato de Sherlock Holmes: El carbunclo azul.

Esta aventura, publicada originalmente, como la mayoría de relatos sobre el gran detective, en el Strand Magazine, fue incluida posteriormente en el libro Las aventuras de Sherlock Holmes (1892). Sé que no soy nada original, porque miles de holmesianos en todo el mundo tenemos la misma costumbre: leer la “aventura navideña” de Sherlock el día de Navidad o en los inmediatamente posteriores.

Esta aventura, la única de la que se menciona explicitamente que se desarrolle en época navideña, es una de mis favoritas. No ocurren en ella crímenes espeluznantes, pero en ella Sherlock Holmes muestra su personalidad más genuina, aquélla que, lejos de los estereotipos, más apreciamos los seguidores del gran detective. Así, en este breve relato Holmes muestra sus impresionantes poderes de deducción, su energía y su capacidad de acción, como de costumbre, pero también  su sentido socarrón del humor, su afición a la buena mesa, su cordialidad y respeto hacia los más humildes y su gran humanidad. Sí, Sherlock Holmes, el gran detective, el terror de los criminales, también se ve atrapado por el espíritu navideño en esta divertida y amenísima aventura. “Al fin y al cabo, ésta es la época del perdón”, concluye nuestro héroe.

No os desvelo más; recomiendo vivamente la lectura de este simpático y navideño relato, pero, sobre todo, os deseo una muy feliz Navidad y, aunque espero dejar alguna entrada más antes de que concluya el año, un dichoso y próspero Año Nuevo.

Dos vídeos

No, tranquilos, no voy a hablar del chusco y memo anuncio de una conocida marca de ropa choni que anda revolucionando la red; no pienso hacerles publicidad gratis.

Sólo quiero comentar dos vídeos que hoy me han llamado la atención por muy distintas razones.

El primero es el spot que ha grabado el presidente del Córdoba C.F., un equipo de fútbol de Segunda División que juega la próxima eliminatoria de Copa del Rey contra el Barcelona. Con poquísimos medios, ingenio y gracia han creado un vídeo promocional que logra estupendamente su objetivo, a la vez que dice, con mucha retranca y elegancia, lo que muchos pensamos sobre la independencia de Cataluña.

El segundo es todo lo contrario: un vídeo de Greenpeace en el que los muchachos del pis verde han llamado a las armas a voluntarios y simpatizantes, según dicen en su página web, para grabar este demagógico y casposísimo vídeo promocional. Pues nada, majos, si nos estamos cargando el planeta, no sé qué hacéis no retirandoos todos a vivir a la selva en una choza ecológica y a comer mandioca no transgénica, en vez de usar las sucias y miserables herramientas del capitalismo, como internet y Youtube, inventadas por gente que ¡horror! vio una oportunidad de negocio y progreso. Ah, por cierto, el vídeo no es para “concienciar” a la gente a que no contamine y recicle sus raspas de sardina para hacer compost, no, sino para pedir que se afilie y suelte la pasta. Faltaría más.

Ya contaré en otra ocasión lo que me pasó en mi lejana adolescencia con los muchachos de verde, que ese día me abrieron los ojos.