Archivo de la categoría: Se ve cada cosa

Dos vídeos

No, tranquilos, no voy a hablar del chusco y memo anuncio de una conocida marca de ropa choni que anda revolucionando la red; no pienso hacerles publicidad gratis.

Sólo quiero comentar dos vídeos que hoy me han llamado la atención por muy distintas razones.

El primero es el spot que ha grabado el presidente del Córdoba C.F., un equipo de fútbol de Segunda División que juega la próxima eliminatoria de Copa del Rey contra el Barcelona. Con poquísimos medios, ingenio y gracia han creado un vídeo promocional que logra estupendamente su objetivo, a la vez que dice, con mucha retranca y elegancia, lo que muchos pensamos sobre la independencia de Cataluña.

El segundo es todo lo contrario: un vídeo de Greenpeace en el que los muchachos del pis verde han llamado a las armas a voluntarios y simpatizantes, según dicen en su página web, para grabar este demagógico y casposísimo vídeo promocional. Pues nada, majos, si nos estamos cargando el planeta, no sé qué hacéis no retirandoos todos a vivir a la selva en una choza ecológica y a comer mandioca no transgénica, en vez de usar las sucias y miserables herramientas del capitalismo, como internet y Youtube, inventadas por gente que ¡horror! vio una oportunidad de negocio y progreso. Ah, por cierto, el vídeo no es para “concienciar” a la gente a que no contamine y recicle sus raspas de sardina para hacer compost, no, sino para pedir que se afilie y suelte la pasta. Faltaría más.

Ya contaré en otra ocasión lo que me pasó en mi lejana adolescencia con los muchachos de verde, que ese día me abrieron los ojos.

Anuncios

Este blog no hace huelga

Los que me conocéis sabéis de sobra lo que pienso de la huelga de hoy, de los sindicatos y de los políticos. Así que no voy a dar más la brasa. Sólo diré que basta ya de sindicalistos chantajistas que no dan un palo al agua y justifican su absoluta inutilidad organizando este tipo de saraos; de piquetes de matones que atacan a quien quiere defender su trabajo o su negocio; de politicastros que no mueven un dedo en estas ocasiones para defender el trabajo y la propiedad privada de los españoles; de gente que cree que es mejor más Estado omnipresente y más café para todos que más libertad.

Yo hoy pienso usar el transporte público, haré la compra, iré a clase, a la librería, y a todos los sitios que pueda. Estudiaré y escribiré. Prepararé el programa del viernes. En resumen: haré mi vida normal. Porque soy libre y una panda de chupópteros subvencionados no va a decirme lo que puedo o no puedo hacer. Que ya está bien.

El buen salvaje

Estos indígenas ni están en guerra ni son salvajes, atención, cenutrio occidental.

Uno de los mitos que más me tocan las narices es el del buen salvaje. Precisamente he tenido que recordarlo porque desde hace unas semanas, a la hora en la que veo la tele a mediodía, en Discovery Max ponen unos anuncios de la oenegé Survival, que según su página web se dedica a “defender los derechos de los pueblos indígenas tribales de todo el mundo” (sic) porque “ellos saben lo que más les conviene y tienen derecho a elegir un modo de vida diferente. Los pueblos indígenas no son atrasados, primitivos ni pertenecen a la Edad de Piedra.” (resic, y además subrayado, para que quede bien claro).

Bueno, a lo que iba. El anuncio de marras:

Vamos a ver. Sin entrar en más disquisiciones sobre las oenegés que muchas veces, demasiadas, hacen más daño que otra cosa (como demuestra este libro altamente recomendable), sobre el culto al primitivismo, la manipulación de la realidad diciendo que estas sociedades ni tienen guerras ni pobreza, el mito del buen salvaje, la crítica más o menos burda a Occidente y la civilización, el buenismo y demás mandangas, me parece un anuncio profundamente estúpido, porque si los salvajes son tan guays, viven tan bien, y el progreso es tan malo y los occidentales somos los verdaderamente primitivos, no deja de tener su aquél que estos señores de Survival empleen la tele, internet y los medios de comunicación para que el malvado occidental limpie su conciencia aflojando la pasta. Que yo sepa, resulta que la tele, la radio, internet, las cámaras con las que retratan a estas simpáticas tribus, los aviones en los que han viajado para conocer a las mismas, y hasta las cuentas corrientes en las que los decadentes occidentales les ingresan parte de sus ahorros a las oenegés son, precisamente, producto de la malvada y ruin civilización.

Eso de no morder la mano que te da de comer parece que no se les ha ocurrido.

Lisístrata en Togo

Leo en el WP esta noticia y muchos comentan que qué buena idea, que qué originales y que así se combate el machismo y tal: “Togolese women vow sex strike to press for resignation of President Faure”.

lisistrata

Nada nuevo bajo el sol, señores. Hace unos cuantos siglos, un griego del que a lo mejor han oído hablar, un tal Aristófanes, planteó esa misma idea en una comedia llamada Lisístrata. En ella, la heroína convence a las mujeres atenienses de que se declaren en huelga de sexo para obligar a los hombres a detener la guerra. La obra ha sido esgrimida a menudo por pacifistas y feministas, y hasta hubo un Proyecto Lisístrata de lectura de la obra en varios países para recaudar fondos destinados a oenegés por la paz. En fin.

 

 

Nihil novo sub mare

Nuestro mar está todo él agotado y no da más de sí con la saña de la gula, tan a fondo hurga el mercado las cercanías con sus impenitentes redes, y no consentimos que los peces del Tirreno se hagan adultos.

Juvenal (60-128 d.C.)

Creador de la campaña  “Pisciculi non gratias” y activista contra loh mercaoh